Tiene como finalidad otorgar al asegurado un refuerzo fanciero ante los distintos problemas de salud que pueden aquejarlo.
No compite, en nuestro país, con el sistema tradicional de cobertura de salud, sea por obra social o prepaga, sino que lo complementa.
Otorga la posibilidad de no queda “preso” de los prestadores médicos que tengan convenio con nuestra obra social, sino que, a través de los fondos obtenidos por el pago de los beneficios de este seguro, permite elegir el profesional para atender el padecimiento sufrido.
El siniestro se ejecuta a partir de padecimientos como infartos, trasplantes, ACV, cáncer, By Pass, gran trauma, insuficiencia renal, etc.
Al cobrar el beneficio, el asegurado decide el destino del mismo, pudiendo utilizarlo para mejorar la calidad médica para la atención de la patología o bien, por ejemplo, para realizar un viaje.